Creciendo con tu bebé
Evolución

¡Mi bebé gatea!: todo sobre esta nueva etapa

Tu bebé sigue evolucionando y ahora comenzó a desplazarse. En general, el gateo aparece luego de que tu bebé puede sentarse. La mayoría lo hace entre los seis y los diez meses. ¿Qué tenés que tener en cuenta en esta etapa? Te lo contamos acá.

¡Mi bebé gatea!: todo sobre esta nueva etapa

Cuando tu bebé comienza a gatear o caminar lo hace a una velocidad mucho mayor de lo que creés. Hay cosas que tenés que saber sobre esta etapa, como lo importante que es para él que le transmitas seguridad y confianza.

El movimiento

Los bebés se estiran hacia lo que quieren y es así como entre los 6 y los 10 meses empiezan a gatear. Sin embargo no todos lo hacen, y algunos no lo logran de la manera que convencionalmente se espera que lo hagan. Se pueden arrastrar sobre su estómago, o bien prefieren trasladarse de cola, mientras que otros se saltean este paso, directamente se paran y caminan.

A medida que vaya adquiriendo seguridad, tu bebé intentará levantarse solo. Podés ayudarlo junto con su papá, a dar sus primeros pasos sujetándolo por las axilas -no es recomendable hacerlo por los brazos para no lastimar sus articulaciones-.

El equilibrio

Una vez que comience a gatear tu bebé enseguida pasará al siguiente nivel: probar el equilibrio. Lograrlo es un paso muy importante para su desarrollo motriz, ya que es necesario para luego poder caminar. Para pararse, tu hijo seguramente buscará sujetarse de los elementos que lo rodean: los muebles, los barrotes de la cuna o del corralito, juguetes del tipo correpasillos (con ruedas) y hasta de las piernas de los adultos. Por eso, procurá estar atenta a sus movimientos para evitar que los objetos se le caigan encima o que lo hagan caerse hacia adelante.

Recordá

Es muy importante, para que tu bebé vaya logrando estos desafíos que tanto vos, como mamá, como su papá le transmitan confianza en sí mismo y lo alienten en cada pequeño avance que realice. El miedo a caerse es real y lo que más necesita es paciencia y apoyo. De manera divertida y celebrando cada nuevo descubrimiento, tu bebé se está preparando para un desafío mucho mayor: aprender a caminar. Demostrale seguridad, él fácilmente percibe los estados de ánimo, y si siente desconfianza dejará de intentar o de explorar.

Recordá consultar con tu pediatra si tenés alguna inquietud, él es quién más sabe sobre la salud de tu bebé.

compartir
facebook
twitter
email
facebook
twitter
whatsapp