Creciendo con tu bebé
Protección

¿Cómo prevenir los accidentes de tu bebé?

Tu bebé está con ánimos de descubrir el mundo que lo rodea, por lo que los peligros pueden aumentar. Algunos accidentes domésticos se pueden prevenir teniendo en cuenta pequeños detalles. Te contamos cuáles son.

¿Cómo prevenir los accidentes de tu bebé?

¿Cómo prevenir las quemaduras?

  • Al cocinar, usá las hornallas del fondo y dejá siempre el asa de cacerolas, ollas y sartenes hacia adentro.
  • Si vas a trasladar agua caliente, alejá a tu bebé del paso.
  • No frías ni revuelvas ollas con el bebé en brazos.
  • En caso de que tengas calefón o termotanque, asegurate de que la canilla de apertura no esté a su alcance. Si lo está, regulá la temperatura para que, en caso de que la abra, no se queme.
  • No calientes una cacerola o sartén, llenas hasta el borde, de aceite o manteca.
  • No permitas que los recipientes se calienten hasta que humeen, ya que el contenido puede derramarse en la hornalla y puede provocar un incendio.
  • Si tu casa tiene chimenea y se usa en invierno, poné chispero, alejá las alfombras y usá ropa de cama y juguetes resistentes al fuego o de combustión lenta.
  • En caso de ser posible, es recomendable que cuando estés cocinando el bebé este fuera de la cocina.

Prevención en piletas y lugares con agua:

  • Evitá el acceso de tu bebé a todo lugar con agua. Los niños se pueden ahogar en pocos centímetros.
  • Las piletas deben estar cercadas con rejas cuyos barrotes deben estar a una distancia máxima de 10 centímetros.
  • No dejes nada flotando en la pileta, para que el bebé no se sienta tentado a buscarlo.
  • Nunca lo dejes solo.
  • No te distraigas.
  • No permitas que niños más grandes cuiden a tu bebé en la pileta. Tampoco dejes que se zambullan fuerte en la pileta ni que corran por el borde.
  • Dejá las sillas de jardín lo más alejadas de la pileta para que tu bebé no las use para treparse y pasar al otro lado.

Prevención en el uso de la sillita para comer:

  • Cerciorate de su firmeza para que no se voltee.
  • Asegurate de que tenga cinturón de seguridad.
  • No dejes solo al bebé ni permitas que se pare en ella.

Golpes y Caídas:

Si bien algunos golpes y caídas son inevitables, otros pueden prevenirse:

  • No dejes a tu bebé solo en mesas, camas y cambiadores.
  • Protegé balcones y ventanas.
  • Poné puertitas en la bajada y subida de la escalera.
  • Evitá los andadores. Si tu bebé los usa, estate siempre atenta.

Recordá consultar con tu pediatra si tenés alguna inquietud, él es quién más sabe sobre la salud de tu bebé.

compartir
facebook
twitter
email
facebook
twitter
whatsapp