Creciendo con tu bebé
Protección

Tu bebé empezó a gatear: 12 consejos esenciales

Durante esta etapa tu bebé es un tornado. Quiere moverse solo, se lleva todo a la boca, se convierte en escalador, trapecista y malabarista. Se trepa a todos lados y vos vas detrás de él. Mirá todo lo que tenés que tener en cuenta para cuidarlo en este momento de aprendizaje.

Tu bebé empezó a gatear: 12 consejos esenciales

A medida que tu bebé crece y comienza a moverse, es necesario que tengas en cuenta varios aspectos que hacen a su seguridad. Porque, si tu hijo se desplaza (ya sea mediante el gateo o con sus primeros pasos) está sujeto a nuevos peligros. Y si bien algunos golpes y caídas son propios de sus movimientos, podés evitar otro tipo de accidentes.

Cuando no llegue a un lugar se las va a ingeniar para alcanzar el lugar más inaccesible. Justamente a partir de que gatea y hasta los 2 años y medio, aproximadamente, no es bueno que lo dejes jugar solo. 

Prácticamente, necesita la supervisión constante de un adulto. Por último, la clave de su seguridad pasa por la prevención y anticipación de los problemas.

Nuestros consejos

  • Vigilá que no hayan quedado objetos afilados, vidrios, pelusas, monedas, colillas de cigarrillo, fósforos o cualquier cosa en el piso que pueda provocar una intoxicación o atragantamiento.
  • No dejes bolsas de nylon a su alcance: son muy peligrosas porque se las ponen en la cabeza o las muerden y pueden asfixiarse.
  • Poné protectores de enchufe en todos los toma corrientes que estén a su alcance.
  • No dejes colgando los cables de artefactos eléctricos ya que el bebé los puede agarrar, tirar y estos pueden caérsele encima.
  • No dejes que un mantel cuelgue, porque tu bebé puede tomar la punta y tirar las cosas que están sobre la mesa, y así, lastimarse.
  • Evitá los bordes afilados de las mesas. En el caso de que tengan puntas filosas, poné protectores. Suelen ser de goma o de plástico y redondean sus ángulos.
  • Ya que el bebé no comprende del todo el “no”, conviene que saques adornos que se puedan romper.
  • Si hay escaleras, colocá barandas que no le permitan bajar o subir solo.
  • No guardes productos de limpieza debajo de la pileta de la cocina, salvo que el mueble tenga una cerradura a prueba de niños.
  • No dejes restos de bebidas alcohólicas al alcance de tu hijo. Basta una pequeña cantidad para intoxicar a un bebé.
  • Guardá todos los medicamentos fuera de su alcance.
  • Protegé balcones y ventanas con protectores especiales. Pueden ser enrejados de hierro o de fibra de nylon resistente.

Recordá consultar con tu pediatra si tenés alguna inquietud, él es quién más sabe sobre la salud de tu bebé.

compartir
facebook
twitter
email
facebook
twitter
whatsapp