Creciendo con tu bebé
Evolución

Chau chupete: 4 tips para que tu bebé lo deje

Hasta ahora el chupete fue de gran utilidad para tu bebé, pero ya es momento de dejarlo y vos tenés que ayudarlo a hacerlo. En esta nota te contamos lo que dicen los especialistas y te damos tips para que esta adaptación sea lo más tranquila posible.

Chau chupete: 4 tips para que tu bebé lo deje

El uso del chupete muchas veces se prolonga en el tiempo solamente por costumbre. Pero en la vida de un bebé, todo aquello que en un momento lo ayudó a crecer, también cumple su ciclo y hay que saber cuándo es prudente abandonarlo. La edad promedio en la que un chico abandona por su propia voluntad el chupete es entre los dos y los cuatro años. Sin embargo, los especialistas coinciden en que es preferible que lo deje cerca de los dos.

¿Por qué?

Los especialistas explican: "los chicos que usan chupetes durante mucho tiempo suelen tener un tipo de mordida “abierta” que desaparece al suspender el estímulo, siempre que tenga todavía los dientes de leche. Si el hábito persiste luego de la erupción de los dientes permanentes, este tipo de mordida se instala y habrá que corregirla con algún tipo de tratamiento de ortodoncia".

Aunque sea emocionalmente difícil obligar a un bebé a abandonar el chupete contra su voluntad y parezca que uno lo “hace sufrir”, es conveniente tener presente que es en pos de un bien mayor.

Estrategias para despedirse del chupete

  • Reducir poco a poco los ratos que usa el chupete hasta lograr que sólo lo use de noche para dormir.
  • Festejar cada logro en dirección a dejar el chupete, aunque sea mínimo, para que sienta que su esfuerzo está siendo valorado.
  • Explicarle a manera de cuento que ya es grande para usar chupete. Así, no lo tomará como una pérdida, sino que será el fin natural de una etapa para pasar a otra.
  • Si lograste que ya no use más chupete, asegurate de hacer desaparecer todos los chupetes de la casa, porque si encuentra alguno es posible que vuelva a usarlo. 

Recordá

Los pediatras recomiendan que esto suceda antes de que el bebé deje los pañales. Jamás le pidas que abandone las dos cosas juntas. Es un proceso que lleva tiempo: el chupete no tiene que desaparecer de un día para el otro sino en forma gradual.

Es necesario tener mucha paciencia. Es una etapa más en el crecimiento de un hijo y hay que saber acompañarlo comprensivamente. Hay que vigilar y tener cuidado de que al dejar el chupete no adquiera el hábito de chuparse el dedo.

Recordá consultar con tu pediatra si tenés alguna inquietud, él es quién más sabe sobre la salud de tu bebé.

compartir
facebook
twitter
email
facebook
twitter
whatsapp