Creciendo con tu bebé
Evolución

¡Falta poco!: se acerca la llegada de tu bebé

Sólo faltan unas semanas para que tu bebé esté con vos y con toda tu familia. Parece que pasó un siglo desde que te hiciste el test de embarazo. Ya elegiste el nombre, decoraste la habitación y armaste el bolso. La ansiedad es total.

¡Falta poco!: se acerca la llegada de tu bebé

Instinto de anidamiento

Muchas mujeres, a medida que se acerca el momento del parto, sienten el instinto de anidamiento. Se trata de una necesidad natural de preparar la llegada del bebé que se manifiesta en dosis inusuales de energías puestas en esto. Sin embargo, las tareas pueden agotarte durante este mes en el que hay que hacer acopio de fuerzas para el parto y la atención del recién nacido.

Lo mejor es pedir ayuda para las tareas y establecer prioridades. Recordá: lo fundamental debe estar listo y lo demás puede esperar.

Tu cuerpo

Probablemente tendrás grandes dificultades para dormir, ya que el gran tamaño de la panza puede hacer difícil que encuentres una posición cómoda. Una opción es probar hacerlo semisentada.

En cuanto al peso, si aumentaste entre 10 y 15 kilos, este peso se distribuye de la siguiente forma:

  • entre 3 ó 4 kilos corresponden al bebé
  • 7 y 12 kilos se deben al sistema de mantenimiento (placenta, líquido amniótico, aumento del torrente sanguíneo, grasa y tejidos de los pechos)

Falsas alarmas

En estas semanas puede ser que tengas alguna "falsa alarma", especialmente si estás muy ansiosa.

¿Cómo saber si comenzaste el trabajo de parto?

Lo vas a reconocer por la presencia de contracciones regulares, que no cesan y se intensifican con el tiempo y la duración de cada una; o también por la rotura de la bolsa.

En caso de ser así comunicate con el obstetra que te atenderá en el parto. Te harán un tacto vaginal para comprobar la dilatación del cuello del útero y dependiendo de esta medida -cuán dilatado esté el cuello- te confirmarán si ha comenzado o no el trabajo de parto.

Si finalmente resulta que era una falsa alarma, no te preocupes. Es un episodio habitual del que no hay que avergonzarse. 

La espera

Sí, ya sabemos, es difícil esperar. Pero mientras tanto, es un buen momento para aprovechar y hacer cosas que te ayuden a bajar la ansiedad:

  • Organizar un álbum con las fotos y recuerdos del embarazo
  • Leer algo que te distraiga o mirar alguna serie
  • Salir a caminar (mejor acompañada)

Recordá

Sólo el 5% de los bebés nace en la fecha probable de parto, y el mayor milagro será tener en tus brazos al bebé que esperaste con tanto amor.

Te recomendamos que ante cualquier duda consultes a tu médico obstetra.

compartir
facebook
twitter
email
facebook
twitter
whatsapp