Creciendo con tu bebé
Dermatitis

La piel del recien nacido como cuidarla

La piel de tu bebé recién nacido tiene características y cuidados especiales que la hacen diferente.
Es más delgada y tiene menos superficie corporal, por lo que los cuidados que hay que darle son mucho mayores. Enterate acá todo lo que tenés que saber con respecto a su piel.

La piel del recien nacido como cuidarla

Imaginate tu piel entre un 40 y un 60 % más delgada, así es la piel de tu bebé recién nacido. Esto aumenta el riesgo de toxicidad por agentes aplicados sobre la piel, por lo que los medicamentos que se administran en ella (cremas, pomadas, ungüentos, etc. ) no pueden ser utilizados en la misma concentración y duración que en el adulto.

Asimismo, la piel más delgada favorece la pérdida de agua y calor, lo cual es mucho más importante en los bebés prematuros. En esta etapa de la vida, la piel del bebé es químicamente menos ácida, debido al ácido láctico y bajo contenido en ácidos grasos, lo que disminuye su resistencia a agentes infecciosos y parasitarios.

En cuanto a su función, la piel de tu bebé aún no tiene del todo desarrollado su sistema defensivo, lo que implica un riesgo de contraer enfermedades de la piel de tipo infecciosas e inflamatorias.

La piel del bebé minutos después del nacimiento

  • Los bebés recién nacidos están cubiertos por una capa de grasa que se llama vermix caseoso o unto sebáceo, útil para la protección contra infecciones cutáneas y como nutriente de la piel, evitando la descamación precoz dentro del vientre materno.
  • También puede estar presente el lanugo, vello muy fino, sobre todo a nivel de hombros y dorso, que en los niños a término es poquito y desaparece a partir de la segunda semana de vida.
  • El color: en los primeros minutos de vida la piel del recién nacido es de un tono discretamente violáceo, mientras se completa el proceso de adaptación pulmonar y se alcanza una regulación adecuada de la temperatura; posteriormente la piel luce intensamente enrojecida (eritema fisiológico), incrementándose esta coloración en forma frecuente durante el sueño.
  • Por lo general, los bebés presentan descamación de la piel que se denomina descamación fisiológica. Ésta se presenta alrededor del segundo día de vida y será más importante en los bebés más maduros, y más leve y tardía en los prematuros; se completa alrededor de la primera a segunda semana de vida.

10 manifestaciones habituales que aparecen en la piel del bebé recién nacido

  • Milium: son pequeños granitos de color amarillo o blanco localizados en la frente, nariz, labio superior y mejillas. Provocado por el paso de hormonas de la madre al bebé a través de la sangre, disminuyen de tamaño y desaparecen en las primeras semanas de vida.
  • Perlas de Ebstein: se trata de quistes de color blanquecino que suelen verse en encías o paladar, también se caracterizan por desaparecer en forma espontánea.
  • Eritema tóxico del recién nacido: presente en el 50% de los niños recién nacidos, se trata de una erupción con lesiones semejantes a un granito de color blanco amarillento rodeado de un halo rosado. Desaparece con el paso de las semanas y al igual que el Milium no tiene que preocupar porque es algo normal y esperable. Sólo se debe consultar al pediatra si algún granito del eritema aparenta haberse complicado con "pus" (sobreinfección), cosa que sucede excepcionalmente.
  • Cambios de color en la piel del bebé: como respuesta al frío la piel del bebé se torna de un color rojo o azul formando una red, dando a la misma un aspecto de "reticulado" o de "encaje" que aparece y desaparece, sobre todo en las pieles muy blancas. Este fenómeno tiende a desaparecer en forma gradual con el crecimiento del niño. 
  • Hemangiomas vasculares, benignos y transitorios: son manchas de color rosado pálido que se presentan en la región central de la frente, párpados, labio superior y en la región de la nuca. Pueden ser más notables con el llanto o el calor ambiental, están presentes en la mayoría de los niños y desaparecen por completo con el crecimiento.
  • Manchas azules en la piel del recién nacido: las manchas de color azul violáceo o grisáceo localizadas en la región lumbar y sacra que comúnmente se conocen como las manchas de los "antojos", son en realidad hiperpigmentaciones transitorias de la piel. Pueden extenderse en toda la espalda e incluso hacia los miembros inferiores y desaparecen durante los primeros años de vida. 
  • Descamación fisiológica en el recién nacido: dentro del 1er y 2do día de vida en un gran porcentaje de recién nacidos puede verse una descamación localizada en muñecas, dorsos de manos y pies, rodillas, y en algunos casos en tórax. Siendo ésta blanquecina se deshace espontáneamente en nuestras manos al tocarla y hacia la 3ra a 4ta semana de vida desaparece por sí sola.
  • Pequeñas ampollas: la presencia de ampollas pequeñas en la piel localizadas en antebrazo, dedo pulgar, dedo índice y región media del labio superior, corresponden a lesiones secundarias de la succión intrauterina y desaparecen naturalmente.
  • La sudamina: es una reacción secundaria a la transpiración en épocas de calor o por exceso de abrigo. Son granitos pequeños de color blanco y rosado que se encuentran por lo general con más frecuencia en la cara, el cuello, la parte superior del tronco, extremidades y área del pañal. Son transitorios, es decir que pueden aparecer y desaparecer y no necesitan tratamiento. 
  • Acné neonatal: hasta un 20% de los recién nacidos suelen presentar acné neonatal. Las lesiones características son los granitos con pus o simplemente colorados que se localizan en mejillas, frente y mentón. Habitualmente se resuelven espontáneamente durante el primer mes de vida pero pueden en algunos casos persistir durante más tiempo. Sólo deberá tratarse en forma local aquellos granitos que se sobreinfecten. 

Recordá

Todas estas manifestaciones en la piel de tu bebé se pueden extender hasta los dos meses de vida aproximadamente, son habituales y no requieren tratamiento, solo conducta expectante y "paciencia" por parte de los padres.

Recordá consultar con tu pediatra si tenés alguna inquietud, él es quién más sabe sobre la salud de tu bebé.

compartir
facebook
twitter
email
facebook
twitter
whatsapp