Creciendo con tu bebé
Estimulación

Juegos e ideas divertidas para estimular a tu bebé

Te proponemos una serie de juegos e ideas para que puedas potenciar estas habilidades y para que, mediante el juego, te diviertas viéndolo crecer.

Juegos e ideas divertidas para estimular a tu bebé

1. Juego de títeres

La variedad de colores y el movimiento de los títeres ayuda a su sentido de la vista y el tacto. También a la interacción social y al desarrollo del lenguaje.

¿Qué necesitás?

  • Marcadores de colores permanentes
  • Una media blanca

Llegó el momento de divertirse…

  • Buscá una media vieja, o que no uses, lo suficientemente grande como para que quepa en tu mano.
  • Con los marcadores de colores dibujá la boca, los ojos y las pestañas, los cachetes con un leve esfumado, el pelo con círculos y las orejas de tu personaje.
  • Una vez listo el títere, empezá el show antes, durante o después de comer. Esto puede ayudarte en caso de que tu bebé sea inapetente. Lo anima y estimula.
  • El títere necesita un nombre, así que podés incentivar a tu hijo a que lo bautice. También habla, por lo que puede enseñarle las partes del cuerpo.

2. Molinete de agua

En el agua tu bebé desarrolla y fortalece sus músculos sin el impacto de la gravedad. Además de limpiarlo y tenerlo siempre fresquito el agua puede ser un ámbito de aprendizaje para una experiencia sensorial íntegra en un ambiente nuevo.

¿Qué necesitás?

  • Bañadera
  • Agua

Llegó el momento de divertirse…

  • Prepará la bañadera con agua templada. Asegurate de que no esté ni muy fría ni muy caliente.
  • Sumergí a tu bebé de a poco para que se aconstumbre y se sienta seguro.
  • Una vez adentro, tomalo de sus manitos o muñecas y hacelo dar un recorrido por los bordes de la bañadera.
  • Después, podés moverlo hacia adelante y hacia atrás.
  • Estimulalo para que mueva y patalee con sus piernitas. Como si fuese “Superman”, tomalo por su pancita y pasealo desde un extremo hasta el otro de la bañera.
  • Acompañá su recorrido con sonidos de patos y barquitos.

Seguridad:

No dejes a tu bebé solo ni un instante. Estate atenta en todo momento.

3. Abracadabra, pata de cabra

“¿Dónde está…? ¡Acá está!”, es el clásico juego que, sin ser un experto en magia, llena de alegría a tu bebé. La cara de sorpresa ante la aparición del objeto escondido o la picardía de ser él quien se esconde detrás de una cortina, te divertirá tanto a vos como a él. Además, estimula su razonamiento y memoria y la agilidad motriz.

¿Qué necesitás?

  • Un juguete

Llegó el momento de divertirse…

  • Tomá el juguete que más llame la atención o que más le guste a tu bebé.
  • Poné a tu bebé en frente tuyo y, escondiendo el objeto en tu espalda, preguntale: “¿Dónde está…?”. Esperá unos segundos para que tu bebé señale o te sonría.
  • Una vez que responda, decile “Acá está” y esperá a que tu bebé lo agarre y lo examine.
  • Esto lo podés hacer con tus manos y tu cara o con distintos objetos. Siempre acordate de que los tiempos del bebé no son los tuyos. Animalo para que te preste atención y mimalo una vez que terminaron de jugar.
  • También tu bebé puede esconderse detrás de una puerta o detrás de una cortina. Seguí su juego y acompañalo con caricias.

Recordá consultar con tu pediatra si tenés alguna inquietud, él es quién más sabe sobre la salud de tu bebé.

compartir
facebook
twitter
email
facebook
twitter
whatsapp